lunes, 7 de julio de 2014

Mensaje del 2 de Julio de 2014

“Queridos hijos, yo, Madre de los aquí reunidos, y Madre del mundo entero, os bendigo con la bendición maternal y os invito a emprender el camino de la humildad. Ese camino conduce al conocimiento del amor de mi Hijo. Mi Hijo es omnipotente. Él está en todo. Si vosotros, hijos míos, no conocéis eso, entonces la oscuridad reina en vuestra alma –la ceguera. Solamente la humildad os puede sanar. Hijos míos, yo siempre he vivido humilde y valientemente, y en la esperanza. Yo sabía, y había comprendido que Dios está en nosotros y nosotros en Dios. Eso mismo pido de vosotros. Deseo que todos vosotros estéis conmigo en la eternidad, porque vosotros sois parte de mí. En vuestro camino, yo os ayudaré. Mi amor os envolverá como un manto, y hará de vosotros apóstoles de mi luz –la luz de Dios. Con el amor que proviene de la humildad, llevaréis la luz donde reina la oscuridad –la ceguera. Llevaréis a mi Hijo, que es la luz del mundo. Yo estoy siempre con vuestros pastores, y oro para que siempre sean ejemplo de humildad para vosotros. ¡Os doy las gracias!”


jueves, 26 de junio de 2014

Mensaje del 25 de junio 2014


“Queridos hijos! El Altísimo me da la gracia de poder estar aún con ustedes y de guiarlos en la oración hacia el camino de la paz. Vuestro corazón y vuestra alma tienen sed de paz y de amor, de Dios y de Su alegría. Por eso, hijitos, oren, oren, oren y en la oración descubrirán la sabiduría del vivir. Yo los bendigo a todos e intercedo por cada uno de ustedes ante mi Hijo Jesús.  Gracias por haber respondido a mi llamado.”


Reporte de Sor Emmanuel/2 de Junio de 2014

1
5 de junio de 2014
Fiesta de la Santísima Trinidad




Queridos hijos de Medjugorje, ¡alabados sean Jesús y María!

1. El 2 de junio de 2014, Mirjana
recibió la aparición mensual en la Cruz Azul en presencia de una inmensa muchedumbre. Después de la misma, transmitió el siguiente mensaje:
“Queridos hijos, los llamo a todos y los acepto como hijos míos. Oro para que ustedes me acepten y me amen como Madre. Los he unido a todos ustedes en mi Corazón, he descendido entre ustedes y los bendigo. Sé que ustedes desean de mí consuelo y esperanza, porque los amo e intercedo por ustedes. Yo les pido a ustedes que se unan conmigo en mi Hijo y sean mis apóstoles. Para que puedan hacerlo, los invito de nuevo a amar. No hay amor sin oración -no hay oración sin perdón, porque el amor es oración-, el perdón es amor. Hijos míos, Dios los ha creado para amar, amen para poder perdonar. Cada oración que proviene del amor los une a mi Hijo y al Espíritu Santo, y el Espíritu Santo los ilumina y los hace apóstoles míos, apóstoles que todo lo que hagan, lo harán en nombre del Señor. Ellos orarán con obras y no sólo con palabras, porque aman a mi Hijo y comprenden el camino de la verdad que conduce a la vida eterna. Oren por sus pastores, para que puedan siempre guiarlos con un corazón puro por el camino de la verdad y del amor, por el camino de mi Hijo. ¡Les agradezco!”

miércoles, 18 de junio de 2014

Reporte de Sor Emmanuel/ 17 de mayo de 2014


17 de mayo de 2014: Queridos hijos de Medjugorje, ¡alabados sean Jesús y María! ¡Felices Pascuas!

1. El 2 de mayo de 2014, Mirjana recibió la aparición mensual en la Cruz Azul en presencia de una inmensa cantidad de peregrinos. Después de la misma, transmitió el siguiente mensaje:
“Queridos hijos, Yo, su Madre, estoy con ustedes por su bien, por sus necesidades y para su conocimiento personal. El Padre celestial les ha dado la libertad de decidir por sí solos, y de conocer por sí solos. Yo deseo ayudarlos. Deseo ser su Madre, Maestra de la Verdad, para que con la simplicidad de un corazón abierto, conozcan la inconmensurable pureza y la luz que proviene de ella y que disipa las tinieblas, la luz que trae esperanza. Yo, hijos míos, comprendo sus dolores y sufrimientos. ¿Quién mejor que una Madre los podría comprender? ¿Y ustedes, hijos míos? Es pequeño el número de aquellos que me comprenden y que me siguen. Grande es el número de los extraviados, de aquellos que no han conocido aún la verdad en mi Hijo. Por lo tanto, apóstoles míos, oren y actúen. Lleven la luz y no pierdan la esperanza. Yo estoy con ustedes. De manera particular estoy con sus pastores: los amo y los protejo con un corazón maternal, porque ellos los conducen al Paraíso que Mi Hijo les ha prometido. ¡Les agradezco!

lunes, 2 de junio de 2014

Mensaje del 2 de Junio de 2014

"Queridos hijos, los llamo a todos y los acepto como hijos míos. Oro para que ustedes me acepten y me amen como Madre. Los he unido a todos ustedes en mi Corazón, he descendido entre ustedes y los bendigo. Sé que ustedes desean de mí consuelo y esperanza, porque los amo e intercedo por ustedes. Yo les pido a ustedes que se unan conmigo en mi Hijo y sean mis apóstoles. Para que puedan hacerlo, los invito de nuevo a amar. No hay amor sin oración -no hay oración sin perdón, porque el amor es oración-, el perdón es amor. Hijos míos, Dios los ha creado para amar, amen para poder perdonar. Cada oración que proviene del amor los une a mi Hijo y al Espíritu Santo, y el Espíritu Santo los ilumina y los hace apóstoles míos, apóstoles que todo lo que harán, lo harán en nombre del Señor. Ellos orarán con obras y no sólo con palabras, porque aman a mi Hijo y comprenden el camino de la verdad que conduce a la vida eterna. Oren por sus pastores, para que puedan siempre guiarlos con un corazón puro por el camino de la verdad y del amor, por el camino de mi Hijo. ¡Les agradezco!”


viernes, 30 de mayo de 2014

Mensaje del 25 de mayo de 2014

“¡Queridos hijos!, orad y sed conscientes de que vosotros sin Dios sois polvo. Por lo tanto, dirigid vuestros pensamientos y vuestro corazón a Dios y a la oración. Confiad en Su amor. En el Espíritu de Dios, hijos míos, estáis todos vosotros invitados a ser testigos. Vosotros sois preciosos y yo os invito, hijos míos, a la santidad, a la vida eterna. Por lo tanto, sed consientes de que esta vida es pasajera. Yo os amo y os invito a una vida nueva de conversión. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”

 
 

Los 4 últimos secretos de Medjugorje son muy graves

La mayor parte de los detalles se pueden encontrar en un libro entrevista escrito por el franciscano P.JankoBubalo.

En los primeros años de la década de los 80 prestó servicio como confesor de Vicka, y mientras Padre Janko es autor de la mayor parte de la conversación en la siguiente secuencia, destacan dos cuestiones principalmente:

- Padre Janko estaba presente y ha visto las reacciones espontáneas de los videntes durante las apariciones cuando recibieron algunos secretos.

- Más tarde, en un momento dado,Vicka interrumpe y corrige a su confesor.

Padre Janko: El año pasado, 1982, la Virgen reveló a Ivanka y a Jakov el horrible noveno secreto. Eso sucedió el primer día de la novena en honor a la Inmaculada Concepción. Y justo el día de la festividad, el 8 de diciembre, te reveló a ti aquel triste octavo secreto. Y este año,1983, durante el mismo día de la festividad, reveló a Marija el noveno, del cual estábamos hablando.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Mensaje del 2 de mayo de 2014

“Queridos hijos, Yo, vuestra Madre, estoy con vosotros para vuestro bien, para vuestras necesidades y para vuestro conocimiento personal. El Padre celestial os ha dado la libertad de decidir por vosotros mismos, y de conocer por vosotros mismos. Yo deseo ayudaros. Deseo ser vuestra Madre, Maestra de la Verdad, para que con la simplicidad de un corazón abierto, conozcáis la inconmensurable pureza y la luz que proviene de ella y que disipa las tinieblas, la luz que trae esperanza. Yo, hijos míos, comprendo vuestros dolores y sufrimientos. ¿Quién mejor que una Madre los podría comprender? ¿Y vosotros, hijos míos? Es pequeño el número de aquellos que me comprenden y que me siguen. Grande es el número de los extraviados, de aquellos que no han conocido aún la verdad en mi Hijo. Por lo tanto, apóstoles míos, orad y actuad. Llevad la luz y no perdáis la esperanza. Yo estoy con vosotros. De manera particular estoy con vuestros pastores: los amo y los protejo con un Corazón materno, porque ellos os conducen al Paraíso que Mi Hijo os ha prometido. ¡Os doy las gracias!”